La vivienda, en pleno barrio de Salamanca ubicada en un ático de la Calle Núñez de Balboa, se encuentra en un estado para ser reformada de manera integral. Ésta presenta grandes posibilidades proyectuales; sus amplias dimensiones y la magnífica luz natural con la que cuenta, acentúan su potencial.

Se proyecta entonces la reforma con el programa requerida por el cliente: dos dormitorios en suite, gran zona de salón comedor y una cocina semi-abierta que mantiene cierta independencia espacial.

Las calidades utilizadas son de alto nivel en toda la vivienda, a destacar los suelos de tarima de roble y los porcelánicos en zonas húmedas.

Se trata de forma especial el juego de alturas con los falsos techos así como la iluminación de la casa, siendo gran parte de ésta a base de líneas de luz de led. Destacan también los falsos lucernarios en la zona de la isla de la cocina.